Acido Hialurónico

ACIDO HIALURONICO

El ácido hialurónico es una sustancia que se encuentra de forma natural en numerosos tejidos y órganos del cuerpo humano: epidermis, tejido conectivo, cartílagos, líquido sinovial, ojos, etc. Una de sus propiedades más importantes es la capacidad para atraer y retener el agua, lo que hace que esos tejidos se mantengan en buenas condiciones.

En el proceso de envejecimiento su presencia en el organismo disminuye progresivamente y, como consecuencia, la piel pierde hidratación y, por tanto, elasticidad y firmeza tornándose más fláccida. También ocurre algo parecido en las articulaciones, de modo que los cartílagos se hacen más rígidos, pudiendo romperse y hacer que se sienta dolor con cada movimiento a causa del roce entre los huesos. A la edad de 50 años en el organismo sólo queda la mitad del ácido hialurónico corporal.

Pero es precisamente su capacidad para atraer y retener el agua los que lo ha convertido en uno de los productos estrella de la medicina estética y también ha generado su uso en diferentes tratamientos y terapias de la medicina regenerativa y traumatológica y otros ámbitos de la ciencia médica.

Propiedades del ácido hialurónico

el ácido hialurónico tiene tres propiedades específicas:

  • Formar la matriz extracelular, que es una sustancia gelatinosa que contiene las células y permite su movilidad.
  • participar en el proceso de cicatrización.
  • Actuar como lubricante en las articulaciones: rodillas, tobillos, hombros y demás zonas de fricción.

Es gracias a estas propiedades que es tan usado en la medicina estética, sobre todo en el rejuvenecimiento facial. Se utiliza como relleno para las arrugas y corrige la pérdida de luminosidad de los tejidos más flácidos de la piel

ah2

El ácido hialurónico de la fórmula WIOTECH

El Acido hialurónico se sintetiza en el sistema vascular de los fibroblastos fundamentalmente, en células mesenquimales como condroblastos, osteoblastos y en menor medida en células epiteliales como los queratinocitos.

La concentración total en el ser humano es de 15 g aproximadamente, renovándose un tercio cada día. Su vida media plasmática es de 2,5 a 5,5 minutos.

Es una mezcla constituida por la combinación de 2 tipos de AH con una concentración de 25mg/ml., esa combinación confiere al producto las siguientes características:

Alto peso molecular: hidratante, emoliente, acción filmógena, nutriente.
Bajo peso molecular: hidratación profunda, reparadora, antioxidante, antienvejecimiento.

Usos médicos del ácido hialurónico

Las particulares propiedades del ácido hialurónico han abierto un campo cada vez más amplio de aplicaciones en el tratamiento de diferentes patologías. La primera de ellas se refiere al tratamiento de enfermedades degenerativas de las articulaciones como la artrosis. En este caso es cada vez más frecuente la realización de infiltraciones de esta sustancia con una doble finalidad: reducir el dolor y lograr una apreciable regeneración del cartílago.

También se utiliza para sustituir el líquido sinovial que se pierde en la realización de artroscopias. Asimismo, en el deporte de élite se usa para recuperar con mayor rapidez las lesiones articulares (tobillo, rodilla, etc.).

En odontología se utiliza para mejorar la cicatrización y regenerar las encías y la mucosa oral, así como en el tratamiento quirúrgico de la disfunción de la articulación temporomandibular. Otro uso incipiente es para el tratamiento del síndrome genitourinario de la menopausia (SGM) y patologías asociadas a la sequedad y atrofia vaginal.

Tratamientos esteticos con ácido hialurónico

Aunque esta sustancia tiene aplicaciones tanto en medicina como en medicina estética, no solo sirve para eliminar las arrugas. También se utiliza para reponer los volúmenes perdidos, reestructurar el contorno facial y mejorar la calidad de la piel gracias a sus poderes hidratantes y reafirmantes. Además, el ácido hialurónico suaviza las arrugas, aporta luminosidad y ayuda a recuperar la elasticidad perdida de forma natural, casi indolora y sin convalecencia después de la intervención.

Los tratamientos más comunes son los de antienvejecimiento facial, con tratamientos de mesoterapia facial, y relleno, es decir, el ácido hialurónico inyectable. Van desde rellenar hasta modificar ligeramente las facciones, y la manera de aplicarlo es a través de micro-agujas ultra precisas.

captura-de-pantalla-2019-12-27-a-las-23.12.28

Escribe y pulsa Enter para buscar